junio 22, 2024

No más ratas

Un México libre es un México sin PRi

Ambientalistas critican el Tren Maya y sobre Xcaret «voltean para otro lado»: García Vilchis

La encargada de la sección Quién es quién en las mentiras de la semana, Ana Elizabeth García Vilchis criticó a los actores y activistas opositores a la construcción del tramo 5 del Tren Maya, argumentado que no han dicho nada sobre “la devastación y daño ambiental irreversible” provocado por la construcción de un nuevo parque temático de la empresa Xcaret en la ciudad de Valladolid, Yucatán donde conectaron ocho cenotes, a través de túneles artificiales y la edificación de una iglesia en el subsuelo de esa zona.

En la conferencia mañanera, la funcionaria federal explicó que el nuevo desarrollo turístico de la empresa Xcaret se llama Xibalbá, que en Maya significa inframundo y que actualmente está clausurado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), por realizar estas obras sin estudios de impacto ambiental 

“Los llamados ambientalistas voltean para  otro lado cuando se informa de la verdadera devastación ambiental en la región de la península de Yucatán, a diferencia del Tren Maya que no afectará lugares naturales, la empresa privada Xcaret que opera ocho parques temáticos en la Riviera Maya y en Yucatán ha impactado de manera negativa cenotes y ríos subterráneos, en particular el grupo Xcaret está construyendo un nuevo desarrollo en Valladolid donde está uniendo cenotes, creando ríos subterráneos y perforando el subsuelo para construir hasta una iglesia”, indicó.

Luego, señaló que el nuevo parque temático Xilbalbá, que ahora está clausurado, lo presenta la empresa Xcaret como la puerta de entrada al desconocido mundo subterráneo de Yucatán. 

“Es una reserva natural exclusiva del grupo Xcaret que cuenta con icónicos escenarios todo a costa de los cenotes y del subsuelo”, precisó y enseguida exhibió un video en pantalla para mostrar el daño ambiental en el subsuelo de la región Maya.

La obra está clausurada y el grupo Xcaret anunció que el proyecto ecoturístico abrirá sus puertas a finales de 2022, el principal atractivo es el circuito de ocho cenotes conectados a través de un túnel y canal artificial que fueron construidos de manera ilegal causando daños ambientales irreversibles y violando leyes ambientales, indicó García Vilchis. 

“Modificó paredes, techos, bóvedas, desvió ríos subterráneos, amplió cavidades y colocó vigas en los cenotes, entre otras violaciones a las leyes ambientales”, sostuvo  

Luego, reprochó el hecho de que a pesar del daño causado por la empresa Xcaret, al unir cenotes y crear ríos subterráneos, no se ha escuchado la denuncia de ambientalistas, ni existen amparos de organizaciones no gubernamentales y tampoco se han difundido campañas mediáticas como la que impulsaron los activistas de Sélvame del Tren. 

Con información de: Proceso