junio 25, 2024

No más ratas

Un México libre es un México sin PRi

Sugiere AMLO a Biden un precio máximo a gasolinas, o no podrá controlar la inflación

Para finalizar la conferencia mañanera de este jueves, el Presidente Andrés Manuel López Obrador mostró un tweet publicado por el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, donde el mandatario norteamericano se queja de que, a pesar de que el costo del barril de crudo está bajando, las gasolinas continúan a la alza en su país.

Por esta razón, el mandatario mexicano sugirió al norteamericano implementar una política de precios máximos a los combustibles similar a la de México para evitar su incremento injustificado, por eso en México, gracias a esa política de precios máximos, el costo del litro es de casi 10 pesos menos que del otro lado de la frontera.

“Son como 33.9 pesos el litro allá. Acá 22, más de 10 pesos y no vamos a cerrar la frontera porque están llegando a cargar de estados vecinos, y eso que en la frontera está a 16 y 17 pesos. La recomendación, con todo respeto, es que nosotros no tenemos este problema porque producimos el petróleo y lo distribuimos, o mejor dicho, procesamos la gasolina”, señaló López Obrador.

Y es por ello que el Jefe del Ejecutivo mexicano sugirió: “Pemex distribuye el 90 por ciento de la gasolina y nosotros tenemos más capacidad para control de estos energéticos, que son estratégicos y allá no, pero sí pueden tener control si establecen un precio máximo”.

El mensaje del mandatario estadunidense señala que “los precios del petróleo están bajando, esto es cierto, los precios del gas también deberían hacerlo. La última vez que el petróleo costaba 96 el barril la gasolina costaba 3.62 el galón ahora cuesta 4.31, las compañías de petróleo y gas no deberían aumentar sus ganancias a expensas de los trabajadores estadunidenses”.

Y éste, dijo López Obrador, deja ver que la política energética nacional es adecuada y lamentó que, como ocurrió en México, ahora los gasolineros aprovechen para sacar ventaja a costa de los consumidores y advirtió que que si no bajan los precios de estos combustibles no se va a poder controlar la inflación, y puso también el ejemplo de España, donde el costo de la gasolina y el gas también está muy elevado.