junio 25, 2024

No más ratas

Un México libre es un México sin PRi

China realiza la primera visita de alto nivel a la India en dos años para abordar la disputa fronteriza entre ambos países y la situación en Ucrania

El ministro de Exteriores de China, Wang Yi, mantuvo este viernes en Nueva Delhi una reunión con su homólogo indio, Subrahmanyam Jaishankar, durante la cual abordaron las disputas fronterizas entre ambos países y temas de agenda internacional, incluida la situación en Ucrania.

Se trata de la primera visita de un funcionario chino de alto rango a la India desde que un choque fronterizo en 2020 dejara una veintena de militares indios y cuatro soldados chinos muertos en la disputada región de Ladakh. Ambas potencias mantienen disputas abiertas sobre territorios en la zona del Himalaya.

El canciller indio informó que durante la reunión, que duró unas tres horas, las partes debatieron «una agenda amplia y sustantiva de manera abierta y sincera«. «Discutimos nuestras relaciones bilaterales, que se han visto perturbadas como resultado de las acciones chinas desde abril de 2020», señaló Jaishankar, quien aseveró que las relaciones entre Nueva Delhi y Pekín «no pueden ser normales» hasta que no se retiren las tropas chinas de la frontera en disputa.

En cuanto al tema de Ucrania, el ministro subrayó que ambos discutieron sus «respectivos enfoques y perspectivas», pero acordaron que «la diplomacia y el diálogo deben ser la prioridad»

«Lo que [Wang Yi] dijo fue su punto de vista y lo que yo dije fue mi punto de vista, pero donde teníamos un elemento común era que los dos estábamos de acuerdo en la importancia de un alto el fuego inmediato, así como el regreso a la diplomacia y al diálogo», agregó.

Por su parte, Wang Yi manifestó que China y la India deben trabajar en conjunto para promover la paz y la estabilidad en todo el mundo

«Las dos partes deben […] poner las diferencias sobre la cuestión de la frontera en una posición apropiada en las relaciones bilaterales y adherirse a la dirección de desarrollo correcta de las relaciones bilaterales», defendió.

Además, Wang aseguró que su país «no persigue la llamada ‘Asia unipolar’ y respeta el papel tradicional de la India en la región». «Todo el mundo prestará atención cuando China y la India trabajen de la mano», vaticinó.