junio 22, 2024

No más ratas

Un México libre es un México sin PRi

¿Serán capaces de derrotar a López Obrador? La derecha mexicana prepara su regreso al poder

En 2024 habrá un choque entre dos proyectos de Nación. Por un lado, el que buscará dar continuidad al Gobierno de la denominada Cuarta Transformación, el plan político encabezado por el presidente López Obrador.

Y, por otro lado, el impulsado por los partidos políticos de la oposición (el PRI, el PAN, el PRD y, eventualmente, Movimiento Ciudadano), que promete enmendar los errores cometidos en el pasado, cuando fueron Gobierno, para ahora sí, finalmente, hacer realidad un cambio verdadero.

Los periodistas mexicanos Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela ‘pintan de cuerpo entero’ a estos dos bloques en su más reciente libro, ‘La disputa por México’, uno de los títulos más vendidos en las últimas semanas. Y lo hacen a través de las voces de sus protagonistas: la obra contiene entrevistas con los líderes de ambas facciones.

Para Delgado Gómez y Páez Varela ‘La disputa por México’ responde a la necesidad de revelar, sin cortapisas, lo que persigue cada uno de estos bloques de cara a la sucesión presidencial de 2024. El objetivo es que, más allá de las descalificaciones entre ambos bandos, la opinión pública pueda conocer de primera mano la oferta de cada uno.

‘La disputa por México’ responde a la necesidad de revelar, sin cortapisas, lo que persigue cada uno de estos bloques de cara a la sucesión presidencial de 2024. El objetivo es que, más allá de las descalificaciones entre ambos bandos, la opinión pública pueda «conocer de primera mano» la oferta de cada uno.

Se trata de brindar elementos para el análisis para que, llegado el momento, la sociedad mexicana cuente con información para decidir el rumbo político del país: continuar por la ruta de la Cuarta Transformación, o bien regresar a los Gobiernos de la etapa neoliberal, los que administraron el país hasta 2018.

En esta primera parte de la entrevista con RT, Delgado Gómez y Páez Varela, quienes tienen a su cargo el programa Los Periodistas, uno de los espacios informativos de mayor audiencia en YouTube, abordan los aspectos clave del denominado ‘proyecto conservador’, una «alianza histórica» que ha logrado aglutinar no solamente a los partidos políticos del viejo régimen, sino también a hombres de negocios, cuyo fin es derrotar al proyecto político de Andrés Manuel López Obrador.

«El de la derecha mexicana es un proyecto Kimberly Clark»

La derecha mexicana quiere regresar al estado de cosas anterior a 2018. Para Alejandro Páez Varela, director general de SinEmbargo.mx, no hay duda de que «el de la derecha es un proyecto Kimberly Clark».

Y es que uno de los principales articuladores de la alianza electoral ‘Va por México’ es Claudio X. Gonzáles Guajardo, hijo de Claudio X González Laporte, quien forma parte del Consejo de Administración de esta empresa.

González Laporte fue uno de los «principales beneficiarios» de los Gobiernos del viejo régimen, principalmente de los emanados del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Asesor personal del Gobierno de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), González Laporte «gozó de privilegios fiscales y contratos multimillonarios por asignación directa», recuerda Páez Varela.

Su hijo, Claudio X. González Guajardo, no está dedicado propiamente a la actividad empresarial. Se presenta a sí mismo como un «ciudadano sin partido», «a favor de México» y «dedicado a la filantropía». González Guajardo ha estado detrás de la creación de varias organizaciones de la sociedad civil que han terminado por empujar intereses de su agenda.

Por ejemplo, la reforma educativa aprobada durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) fue impulsada por González Guajardo a través de la organización de la sociedad civil ‘Mexicanos Primero’, de la que fue cofundador y presidente. El objetivo, en ese momento, era conseguir someter al magisterio a través de una reforma constitucional orientada a socavar sus derechos laborales.

Ahora, de cara a 2024, González Guajardo está decidido a derrotar al partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados. De hecho, la alianza electoral de los partidos políticos de la oposición se gestó en su casa, una mansión ubicada en las Lomas de Chapultepec, uno de los barrios más opulentos de la Ciudad de México.

De cara a 2024, González Guajardo está decidido a derrotar al partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados. De hecho, la alianza electoral de los partidos políticos de la oposición se gestó en su casa, una mansión ubicada en las Lomas de Chapultepec, uno de los barrios más opulentos de la Ciudad de México.

Así lo cuenta Gustavo de Hoyos Walther en el libro. Cuando todavía era presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) —un organismo que aglutina a representantes empresariales—, Gustavo de Hoyos Walther asistió a las reuniones convocadas por González Guajardo para convencer a los dirigentes de los partidos políticos de la conveniencia de establecer una alianza electoral para derrotar al oficialismo, primero en la elección intermedia de 2021 y, luego, en la presidencial de 2024.

La coalición Va por México fracasó en su intento por hacerse de la mayoría simple en la Cámara de Diputados el año pasado y, con ello, tener el control a la hora de aprobar el presupuesto. Sin embargo, es prematuro darla por derrotada: los partidos políticos de la oposición «se están aplicando a fondo para ganar» en la próxima elección federal, coinciden ambos periodistas.

La estrategia del bloque conservador: «sabotear al Gobierno respetando la ley»

Desde que tomó posesión, López Obrador se ha enfrentado a una estrategia de la derecha mexicana «muy bien articulada», sostiene Álvaro Delgado Gómez, como parte de un intento por detener varios de los megaproyectos insignia de su Administración.

La construcción de un aeropuerto alternativo al localizado en Texcoco desató la furia de los grandes empresarios. El proyecto de infraestructura alternativo, ubicado en la base militar de Santa Lucía, fue objeto de una ola de amparos tan pronto el Gobierno anunció su construcción. Sin embargo, fueron revocados y la obra siguió su curso.

El colectivo que llamó a interponer estos recursos legales fue #NoMásDerroches, integrado por varias organizaciones de la sociedad civil, entre ellas, ‘Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad’, cuyo presidente en aquel momento era Claudio X. González Guajardo.

Cabe recordar que esta misma organización ha sido financiada por la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés). Sobre este financiamiento multimillonario el Gobierno mexicano solicitó una explicación a la Administración de Joe Biden a mediados de 2021. Hasta la fecha, no obstante, el inquilino de la Casa Blanca no ha ofrecido una respuesta.

Otros megaproyectos del Gobierno de la denominada Cuarta Transformación, como el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas, también han enfrentado el rechazo de diversas organizaciones de la sociedad civil que alegan, por ejemplo, afectaciones al medio ambiente.

Los partidos políticos de la oposición, por su parte, han señalado que estos megaproyectos resultan «inviables» económicamente y «no sustentables» en términos ambientales. La encabezada por González Guajardo es una estrategia que, a través de diversos frentes, ha buscado «sabotear proyectos y políticas de Gobierno», explica Álvaro Delgado Gómez, reportero del semanario Proceso durante más de 26 años.

Sin embargo, el también director de investigaciones de SinEmbargo.mx destaca el hecho que, a pesar de la «radicalidad» de sus acciones, la estrategia de la oposición se ha desarrollado en el marco de la ley. Y es que, a diferencia de otras experiencias en América Latina y el Caribe, en México los opositores «hasta ahora no han convocado a una rebelión armada para deponer al Gobierno legalmente constituido».

A pesar de la «radicalidad» de sus acciones, la estrategia de la oposición se ha desarrollado en el marco de la ley. Y es que, a diferencia de otras experiencias en América Latina y el Caribe, en México los opositores «hasta ahora no han convocado a una rebelión armada para deponer al Gobierno legalmente constituido».

«Hay sí, una oposición muy rabiosa, muy radical, pero que hasta el momento ha respetado la legalidad. Hay sí, invención de noticias; hay sí, una estrategia jurídica para sabotear políticas de Gobierno; hay sí, una alianza de intereses oligárquicos; hay sí, una alianza de partidos políticos que por primera vez se formaliza y que, eventualmente, puede ganar el poder«.

Delgado Gómez explica a RT que, si bien millones de mexicanos respaldan el proyecto político del presidente López Obrador, también millones están en contra. No están satisfechos con la gestión gubernamental y no solamente lo han manifestado, sino que también se han venido organizando políticamente para llevar a cabo un cambio.

«Muchos mexicanos no están de acuerdo y se han venido organizando, han hecho valer sus derechos políticos tal como lo establece la Constitución (…) el hecho de que haya discusión pública me parece que es parte de una sociedad muy vital, es una buena noticia».

«Los partidos políticos de la oposición están trabajando para ganar en 2024»

A poco más de dos años de que se lleven a cabo elecciones federales, el bloque denominado Va por México tiene posibilidades de derrotar al partido político de López Obrador y sus aliados. Y no son pocas. Delgado Gómez destaca que el partido político Movimiento Ciudadano jugará un papel decisivo en la contienda.

Se trata de un partido que ya gobierna dos entidades federativas de gran relevancia económica y política, Nuevo León y Jalisco, y que, si bien en 2021 rechazó sumarse a la alianza Va por México, todo apunta a que en 2024 finalmente se integrará a este bloque de orientación conservadora.

A poco más de dos años de que se lleven a cabo elecciones federales, el bloque denominado ‘Va por México’ tiene posibilidades de derrotar al partido político de López Obrador y sus aliados. Y no son pocas. Delgado Gómez destaca que el partido político Movimiento Ciudadano jugará un papel decisivo en la contienda.

Ya existen indicios de un acercamiento entre el denominado partido naranja y los partidos políticos del viejo régimen. Delgado Gómez recuerda que el partido Movimiento Ciudadano, al igual que los partidos que integran Va por México, rechazó la reforma eléctrica propuesta por el presidente López Obrador.

Más recientemente, este mismo partido también se pronunció en contra de la reforma electoral. En este sentido, la votación en bloque por parte de estos cuatro partidos políticos en el Congreso de la Unión, bien podría traducirse en una gran alianza de cara a la elección presidencial.

Delgado Gómez enfatiza que, de acuerdo con los cálculos de los promotores de Va por México, de haber contado con los votos de Movimiento Ciudadano en la elección del año pasado habrían podido derrotar a la coalición oficialista y, de esta forma, se habrían hecho de la mayoría simple en la Cámara de Diputados.

A partir de estos números Gustavo de Hoyos y Claudio X. González Guajardo sostienen que «una mayoría de mexicanos no está de acuerdo con la gestión del presidente López Obrador». «Bajo la lógica de la oposición, claro que es vencible la coalición gobernante [en la elección de 2024]», concluye Delgado Gómez.