junio 22, 2024

No más ratas

Un México libre es un México sin PRi

Reforma Eléctrica podría ser votada antes del 30 de abril

Este lunes se informó por medio de la gaceta parlamentaria de la instalación de la sesión permanente entre los miembros de la Comisión de Energía y de Puntos Constitucionales para la dictaminación de la Reforma Eléctrica, propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, para debatir algunos cambios propuestos y aprobar el texto final, que entonces se presentará para su votación en el Pleno de la Cámara de Diputados.

De esta manera inicia todo el proceso para la discusión y eventual aprobación de la Reforma Eléctrica, lo cual podría suceder antes del término de este periodo legislativo, el 30 de abril próximo.

Ante algunas propuestas de modificación presentadas por diversos legisladores, la bancada morenista se dijo estar dispuesta a discutir, siempre que estas no modifiquen la estructura o el fin último de la reforma, que es el fortalecimiento de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la exclusividad para la distribución de electricidad y la reestructuración del mercado.

Al respecto, Manuel Rodríguez, presidente de la Comisión de Energía, dijo en una entrevista hace unos días que “hay varias propuestas en la mesa, que plantean sin modificar el espíritu de la reforma original. Algunas mejoras, algunos fortalecimientos para brindar certidumbre en quienes participan en la industria eléctrica”.

Entre las modificaciones propuestas por los legisladores de oposición se encuentran que la transición energética estará a cargo del Estado mexicano y no centrada en la CFE, que la redacción de la iniciativa para que quede claro que el modelo de generación distribuida podrá seguir adelante, que se garantice el derecho de las comunidades y la sociedad civil a participar en el modelo energético y que se garantice con mayor claridad el acceso a la electricidad como un derecho humano.

Sin embargo, algunos diputados de la Confederación Nacional de Gobernadores y del Partido Revolucionario Institucional (PRI) pretenden incluir la revisión de tarifas eléctricas y abrir así la puerta a la adhesión de estímulos fiscales para, dicen ellos, “incentivar la compra de vehículos eléctricos y el desarrollo de tecnología relacionada”, pero por lo que toca al PAN, se han mostrado firmemente en contra de la Reforma, sin dar margen alguno de negociación.

Por tratarse de una reforma constitucional, se requiere la aprobación por dos terceras partes de la Cámara de Diputados, lo que implica que Morena y sus aliados requieren de 57 votos adicionales, que solamente se lograrán con base en una negociación con los partidos opositores como el PRI, quien, para evitar el costo político que tendría votar en contra de la iniciativa, habían pedido que no se discutiera la Reforma Eléctrica sino hasta pasadas las elecciones de junio próximo, en las que se disputarán las gubernaturas de de Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas.

Pero el debate se dará en un momento muy propicio para Morena, que inicia con la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), seguido de la consulta para la Revocación de Mandato el próximo 10 de abril, con una popularidad y aceptación del Jefe del Ejecutivo Federal que varia entre el 60 y el 70 por ciento, según la casa encuestadora de que se trate y de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) podría aprobar un proyecto de la ministra Loreta Ortiz que declara como constitucional la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica promovida en marzo del año pasado por la bancada de Morena.

Con Información de: Sin Linea