junio 22, 2024

No más ratas

Un México libre es un México sin PRi

Se cayeron los argumentos contra el AIFA: AMLO

Tras el inicio de operaciones del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó hoy que la obra generó mucha molestia y polémica, pero se cayeron los argumentos con los que se afirmaba que no se acabaría la obra o sería de mala calidad. Quienes la criticaron, “si fuesen honestos intelectualmente hablando, hubiesen dicho: reconozco que me equivoqué”, señaló.

El mandatario descartó que haya un desgaste a su gobierno por la polémica, debates y confrontación política en torno a su gestión, y refrendó su crítica a la “moderación y el centrismo”, porque, cuando se requiere de una transformación, “hay que definirnos”, ya que «las medias tintas» detuvieron el cambio democrático.

Durante su conferencia de prensa de este martes en Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo expuso que como parte del proceso de transformación, la meta es concretar una revolución de las conciencias y un cambio de mentalidad, ya que sobre el resto de las acciones existe siempre el riesgo de que se echen para atrás.

“Eso es lo que estamos haciendo, y por eso no afecta el que haya debate y confrontación política. Yo les diría que es necesario, indispensable, porque lo que más daña a los procesos de transformación, de cambio, es la simulación. Parece mentira, pero es el que no nos definamos, la moderación, el centrismo, sobre todo cuando se requiere de una transformación. Hay que definirnos”.

«indicó que el régimen de corrupción se apoyó mucho en la simulación, se mediatizó el proceso de transformación, el cual “se detuvo, se hizo largo, porque no se hablaba con claridad, y los conservadores parecían liberales o fingían ser liberales. Y Ahora cada quién está asumiendo su postura, son momentos de definición, y es muy bueno que no haya hipocresía”.

Como ejemplo del “racismo y el clasismo” que estaba oculto y ahora se muestra, colocó las reacciones que hubo de un sector ante la apertura del AIFA.

“Estaban molestísimos porque fue una obra muy polémica, de las más polémicas. A mí no me extraña porque cuando se hicieron los segundos pisos hubo una campaña en los periódicos de derecha, y también en los partidos conservadores, y también amparos y todo esto. Apostando a que no iban a funcionar, que se iban a caer”. No obstante, aseveró que los “copiaron y ya en todos lados hay segundos pisos”.

En el caso del AIFA, añadió, no se ampararon los pobladores de los municipios cercanos, sino de “los abogados de los despachos del grupo conservador, reaccionario, que se opone a todo lo que hacemos”.

“Decían que no íbamos a terminar nunca, que iba a ser una obra de mala calidad. Entonces, todo eso se les cayó, no pudieron. Los hechos demuestran que es un aeropuerto muy bueno, pero entonces, si no tenían nada que cuestionar, si fuesen honestos intelectualmente hablando, hubiesen dicho ‘reconozco que me equivoqué, me obnubilé por mi conservadurismo, pero estoy reconociendo que sí es una obra importante”, y en la que hubo ahorros y se resolvió un problema de 20 años, subrayó.

En seguida, mostró mensajes de Twitter en los que se destaca como información principal que una señora estaba vendiendo tlayudas en el AIFA. Lo hicieron “con un desprecio” y desconocimiento de las culturas de nuestro país. “ya quisieran comerse una tlayuda. ¿Qué quieren una torta de Estados Unidos…hamburguesa?, pero es mucho el racismo, el clasismo y el coraje”.

Apuntó que el conservadurismo no está creciendo, pero hay como 25 o 30 millones de personas con pensamiento conservador.

Cuestionado en su conferencia en el Salón Tesorería sobre si no buscará un diálogo con la población conservadora para convencerlos de su proyecto, dijo que “es muy difícil, no escuchan”.

Relató que en una reunión con empresarios, uno de ellos le preguntó luego de recordarle las giras que ha realizado en la montaña de Guerrero: “¿Por qué no nos das a nosotros el mismo tiempo?”. Al empresario le respondió: “Sí les doy el mismo tiempo, nada más que ustedes tienen más posibilidades de informarse, de saber qué está ocurriendo, entonces tengo que dedicarle más tiempo a la gente más marginada”.

A la vez, dijo, dedica tiempo a los jóvenes de manera general porque hay integrantes de familias acomodadas que están tomando conciencia y no están siguiendo el ejemplo de sus padres.

El presidente reprochó nuevamente que se destaquen los comentarios sobre las tlayudas que vendió una señora en la nueva terminal, mismos que consideró una posición clasistas, sobre la opinión de empresarios como Carlos Slim, que declaró que “es una obra bien construída, bien hecha… pero no, tenía que salir lo otro”.

Primeros pasajeros en el Aeropuerto Internacional Felipe ángeles, el 21 de marzo de 2022. Foto Roberto García Ortiz.

“Por eso no hay desgaste, es parte de mi trabajo. Si no, pues buscaría yo a la señora o al dueño del periódico donde trabaja, y diría, oiga, vamos a entendernos, vamos a arreglarnos, ¿cómo le hacemos para que esto no suceda? Pues no, porque entonces no lograríamos el propósito que tenemos, que no haya simulación, hipocresía”.

No obstante, ponderó que ese tipo de comentarios no son “ilegítimos”, y “cada quien puede expresarse, manifestarse. Hay plenas libertades, no se va a reprimir a nadie, no hay censura, pero que ya no se simule, que nos definamos como tiene que ser, porque daño mucho, detuvo el cambio democrático esa política de medias tintas. Afectó mucho la llamada sociedad civil, los independientes, los que no tomaban partido, las organizaciones no gubernamentales, cuando sí tenían partido como se está viendo actualmente. Claro que tenían partido, y es el partido de los potentados”.

Refinería mexicana en Texas opera al 85%

López Obrador sostuvo que tras la compra de su gobierno de la refinería de Deer Park en Texas, se mantendrán los mismo trabajadores e incluso directivos, pero recalcó que la planta ya es de la nación y es México el que la dirige.

Con la política aplicada en su administración, ahora pasa «lo que no sucedía desde hace mucho tiempo: ahora es más barata la gasolina en México que en Estados Unidos».

Explicó que la refinería adquirida en Texas opera al 85 por ciento de su capacidad, con buenos resultados.

En tanto, las que están en territorio nacional están operando al 70 por ciento después de la inversión hecha para rehabilitarlas. Recordó que cuando comenzó su gobierno, estaban funcionando dos refinerías y cuatro estaban paradas. Procesaban sólo el 30 por ciento del petróleo crudo.

La de Deer Park, agregó, está produciendo bien diésel y gasolinas. De manera paralela, se están formando en el instituto Mexicano del Petróleo a “nuevos refineros” que se necesitarán para Dos Bocas, Tabasco y para plantas que se están modernizando, o la coquizadora en Tula que se está construyendo

Tampoco descartó la posibilidad de construir una coquizadora en la refinería de Salina Cruz, ya que de no hacerlo sería la única que estaría produciendo combustóleo, lo cual “no es lo mejor”. Con la planta coquizadora produciría también gasolina y ocasionaría menos contaminación.

El tabasqueño se dijo convencido de que para finales del año próximo habrá autosuficiencia en el país de gasolina y diésel. En este momento, aseguró que “prácticamente” México es autosuficiente en diésel con lo generado en Deer Park.

Se logró a pesar de la pandemia porque no se dejó de invertir en la rehabilitación de las refinerías. “También por eso tenemos posibilidad de mantener los precios de la gasolina y el diésel, porque aumentó el precio del crudo y con esa utilidad podemos quitar el impuesto a las gasolinas, el IEPS, no hay ese impuesto, y eso va en beneficio del consumidor”, concluyó.

Con información de: La Jornada